La primera carta atrasada

Del bolsillo lleno de migas de croissant de chocolate no me voy a olvidar jamás. Que venga un cuervo a limpiarlo s’il vous plait, o una paloma, o una gaviota, pestes y aquí es cuando te reís, plaga. Las palomas bajan lentamente con descansos imaginarios e intermitentes en el aire, apertura de alas. Un crossover […]

Leer más La primera carta atrasada