Aquí, y mi burda manera

No quiero transformar mi día a día aquí en una distopía, de vuelta aquí. Mis días aquí no serán apesadumbrados sea lo que sea que pase. Redactaré una constitución contra lo que no espero de mis días aquí, para, conociéndome, desespaldar en cuanto se me presente la mínima oportunidad.

Primero lo primero, verso primero de la ley primera. No buscaré tu fantasma por los rincones de esta casa. Inciso ocurrente primero de lo anteriormente clamado, algo imposible, que vengan a buscarme de todos los psiquiátricos existentes porque ya he cruzado antes de mirar hacia los lados.

Segundo lo segundo, verso primero de la ley segunda. No haré uso de la memoria colectiva con los objetos que más se apegaron a mí de esta casa, cuando todavía los saltos en dos tiempos recorrían los pasillos y habitaciones, acompañados de danzas de suaves y perfumados resortes. Inciso ocurrente primero de lo anteriormente clamado, saltos de amnistía internacional, burda manera de llamar lo que, lo que.

Imaginé esta redacción de carácter legal mucho más extensa y más difícil de corromper, pero ya he deforestado hectáreas en el egoísmo de una única fogata.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s