Era soso

Es un oso, magnífico oso, un súper oso de pelaje hermoso, brilloso, simple, sedoso y por sobre todo natural. Sale de su casa y ¿qué hace?, cierra la puerta con llave, por supuesto. Creerse humano es lo más humano que puede hacer, se para en sus dos patas traseras y, una vez tan erguido, comienza el itinerario. Veinticinco kilómetros, poco más que media maratón, lo que un humano entrenado podría llegar a correr en un par de horas, y él, sólo queriendo ser él.
La corbata le molesta, la desajusta, y la camisa, rellenita, aprisiona sus instintos, le hace un tajo a la altura del vientre y lo resuelve todo. Se desplaza por la calle con porte corpulento y carácter altanero, pechando a la gente que viene en sentido contrario y nadie le dice nada, no se meten con él, es un oso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s