Ciegos y sordos

Entramos empapados, dejamos las botas secándose sobre el borde de la estufa y nos acurrucamos en el sillón de largo como una persona y ancho como una y media, y la mitad sobrante mía eras. Nos dormimos y desayunamos allí, corriendo, llegaríamos tarde. En nuestra media hora de descanso nos encontramos en el parque frente […]

Leer más Ciegos y sordos