Por favor

Hoy no puedo terminar este libro. Me ha ganado y yo, triste y desganado, pierdo el miedo a dejar páginas para mañana. El capítulo ha ido fantástico, no pedir más. Confío al punto más débil de mi ser, la memoria, el hilo de la historia y que haga tregua en este caso.

Que imbécil que fui al confiar en aquel personaje, que, con puñal en mano, supuse que iría a degollar al atrevido y solo lo sacó para guardarlo nuevamente. Así, como nosotros hacemos con nuestro coraje al momento de querer clavárselo a alguien y no poder, porque siempre conservamos «la cara».

Todavía no se que pasa después… voy a retomar estas páginas que tanto añoré mientras hablaba de cuánto las añoraría por la tarde. Por favor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s