Buenas nuevas

El heraldo tocó la puerta, pidió agua, primero, luego pan y una silla donde sentarse. Estaba exhausto y nervioso, pero cuando se repuso apenas, largó lo que venía a decir. Nos dijo que no había candor que se comparara a los actos que en nuestra casa se practicaban, allá afuera se seguían deshaciendo en nombre […]

Leer más Buenas nuevas