La historia la escribe ella

He visto a la poetiza,
la del amor de antaño,
estrenando la vida nueva,
aún con pétalos de rosas,
de hecho, con un cargado ramo,
confiando en las florerías,
más que en la tierra en las manos,
pero de rodillas
y sentenciando el contrato.

Lo ha intentado tres veces
y en la tercera, la vencida,
lo único que ha encontrado
es un sachet de leche podrida.

Aún con trabas, callos y ojeras,
persevera la poetiza,
animan y reverdecen, sus letras,
como al pizarrón la tiza.

Entre los vericuetos soslayados
entendió que lo es todo, el horizonte,
viejo, pero renovado,
para emanciparse en el presente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s