La enredadera

Me tomé vacaciones
sobre tu piel
se me durmió la cara
sobre tu culo,
y la lengua
sobre tus labios.

El manantial que corre
sobre tus muslos
tiene efluentes
sobre los míos.

En esta enredadera
atada al aire con cuero
no crecen flores,
sino fuego.

Anuncios

Un comentario sobre “La enredadera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s