Categorías
Relato

Sábado de contaduría

No sé cuándo nos subscribimos, si no dimos los datos de nuestras tarjetas siquiera, no aparece la factura ni en el correo ni en los movimientos de la cuenta bancaria, he buscado en los cajones y estantes antes intocables, no querrás saber qué he encontrado, ok, te lo cuento, te adelanto a lo que puedas llegar a pensar hacer una vez que te desesperes como lo hice yo. Bueno, me pasó que encontré una caja de cigarrillos, mínimo tenía cincos años guardada, no me molesté en comprobar y ni la moví, la vida quiere que me le una en la recaída, que no mande señales, por fa.

Ayer no desayuné, de nuevo, entendés, estaba como dormitando en la silla y comenzó la Guerra Eléctrica, Camposanto sobre mi escritorio, despabilé con la descarga, orgiástica, voltaica, vital y anárquica, al reincorporarme dejé la estela que siempre se deja cuando tenés el chip estático, errático, y le metés el dedo, Made in China (porque /Chaina), o USA (porque así se dicen elles), y lo sacás con pus y pelos, lo pisas, te da lástima y lo convertís en cenicero, te fumás los 51 más riki riki, mientras en los jardines, y en tus parlantes, florecen balas, mueren humanos.

Siempre me pasa, amiga, bah, siempre no, pero en estos casos en los que destapo cosas, buscando otras, las pequeñas muertes, como nosotras moriremos de hambre si no cancelás ya esa subscripción «Duo» de Spotify, estoy siendo un poco drástica, aún tenemos los envases, busco la cerveza y entre anuncio y anuncio nos la bajamos. Vos lo ¿armás? Demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s