Se cobran cubiertos

He citado al destino a un restaurante de Ciudad Vieja nos han preguntado si queríamos pan y qué era lo que queríamos almorzar, raro el orden de aquel cuestionario, yo he sido el único que ha sabido contestar. Durante toda la comida, me estuvo observando, mis maneras con los cubiertos, también con las servilletas, hasta […]

Leer más Se cobran cubiertos

privilegios

Nadie experimentó, nunca, el café así como la cafetera misma,nadie saboreó el humo como lo ha hecho el filtro de nuestro cigarrillo,a nadie se le caló el gusto de los mil y un mates como a la cuya,sin embargo, yo sí, he vivido el fuego entero de parte tuya.

Leer más privilegios

Siesta de 3 a.m.

Voy a donde no estás, para encontrarte, busco con mi culo el recoveco donde antes calmaba mi fiebre y hoy hay solo un vacío de pájaros silbando; extiendo hacia mí los brazos amigos, me rodeo con ellos, para saberme protegido de la melancolía, que no descansa, mientras sentimos cómo el peso muerto es primo hermano […]

Leer más Siesta de 3 a.m.

Un cenicero, por favor

Hay en el circular paseoun amor por el contorno:Las palabras dichas o calladas,mil muecas, una o dos zancadas; el café en una esquinalos múltiples puchos en un banco,hasta que los pies hayan descansado; el fútil intercambio de salivasde otras bocas, de otras personas,y nuestra amable reticenciaa copiarles, a plagiarles en vida. Al final, nos uniremos […]

Leer más Un cenicero, por favor